Inversión y tecnología

La Queseria Cortijo Arroyo ha apostado siempre por la necesidad de invertir en las nuevas tecnologías como garantes de calidad. De hecho, la inversión en equipamiento permite cuagular la leche cruda con cuajo animal, a una temperatura precisa de 28 grados centigrados con lo que se obtiene una gran cremosidad.

 

No obstante se respetan los procesos tradicionales como el salado a mano y de forma individual, pieza a pieza. La curacion se mantiene durante 60 dias en camara de maduración, volteandose de forma diaria.